Caguas-Que Visitar

line

Bookmark and Share


Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín

Favorecido por un agradable clima tropical que dura todo el año, el Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza que buscan un espacio donde armonicen la historia centenaria del Caribe con un idílico entorno natural.

El Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín se encuentra cerca de las principales ciudades de la Isla de Puerto Rico -a sólo 30 minutos de San Juan, su capital- y ofrece un clima de relajación que le convierte en destino ideal para sus visitantes locales y turistas de todas partes del mundo. Su riqueza y encanto convierten al Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín en un verdadero tesoro nacional.

Dentro de las variadas atracciones del Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín sobresalen diversas zonas recreativas y educativas, con énfasis especial en los valores históricos de la región y el desarrollo de proyectos demostrativos sobre tecnologías amigables con el entorno natural.

Visítenos y disfrute de este hermoso entorno natural, en armonía con el universo y valide la importancia de proteger éste y todos los ecosistemas del mundo. Esté preparado para fotografiar las flores, las aves y toda la belleza que el Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín quiere compartir con usted y las generaciones del futuro.

Mucho más que un jardín botánico

El Jardín promueve mucho más que el respeto por la naturaleza: es también exponente de la historia del país. La producción y el comercio del azúcar constituyeron elementos inseparables de la evolución caribeña del siglo pasado. En el jardín figuran como testigos las ruinas centenarias del antiguo Ingenio Azucarero San José, así como la reconstrucción de un barracón de esclavos, cuyo invaluable sacrificio representó un elemento importante en el desarrollo de la personalidad criolla. Como complemento, en el jardín, se ubican importantes yacimientos arqueológicos de los indios taínos que habitaban a Borikén, nombre aborigen de Puerto Rico, piezas que datan desde épocas precolombinas hasta tiempos de la colonización española.




Zonas educativas

Por todo lo anterior, el jardín expone el rico acervo multicultural que conforma la herencia criolla de todos los cagüeños y puertorriqueños. Al sumarse en su textura misma las fibras de los taínos, negros y españoles, el jardín celebra el criollismo, la suma de nuestras tres razas, en varias de sus zonas educativas.

  • La Arboleda Ancestral Taína celebra la herencia indígena del criollo a través de un proyecto de arte público monumental inspirado en los bateyes indígenas.
  • La Arboleda Ancestral Africana es un espacio de recordación y respeto a nuestros antepasados africanos, que incluye un monumento en bronce, representado en la figura de Osaín..
  • La Arboleda de la Conciencia nos invita a reflexionar sobre la importancia de proteger nuestros recursos naturales, al presentar varias especies de árboles amenazados con su extinción.
  • La Casa Jíbara y Siembra Agrícola Familiar honra a los abuelos campesinos de Puerto Rico. Esta zona ofrece la recreación de un sembradío o “tala” familiar lograda con técnicas tradicionales y un salón de exhibiciones ideal para charlas, talleres y encuentros.
  • El Sembradío del Artesano Puertorriqueño celebra la creatividad de nuestro pueblo en la talla, dentro del marco colorido de las 60 especies de árboles, yerbas y bejucos que le dan vida. La Arboleda Criolla explora los usos de 15 especies de árboles cagüeños productores de madera de importancia comercial durante los siglos XIX y XX.
  • El Bosque del Patrimonio despliega 36 especies de árboles nativos y endémicos de gran importancia ecológica, alimentaria y de utilidad práctica para nuestros ancestros.

El Jardín exhibe la flora tropical en toda su exuberancia y variedad. Aloja al mismo tiempo la fauna propia a dicha vegetación.

  • La Huerta Frutal exhibe 50 especies de árboles frutales nativos y foráneos que han constituido parte del recetario puertorriqueño.
  • La plantación del “Palo de Pollo” es una siembra de árboles popularmente conocidos por dicho nombre que, por su predilección, por las condiciones húmedas, habita la ribera del río Cagüitas.
  • El Palmar exhibe docenas de especies de palmas provenientes de distintas partes del mundo distribuidas por sus áreas geográficas de origen.
  • El Bambular, que nace en la Plaza Agrícola y bordea el río Cagüitas, es una colección de diferentes especies de este tipo de caña o junco. La Arboleda Florida es una fiesta de colores que nos permite disfrutar de 40 especies de árboles de flores vistosas que matizan los trillos del jardín.
  • La Manigua es una expresión taína para designar un humedal tropical, ecosistema caracterizado por suelos saturados de agua y vegetación adaptada a la escasez de oxígeno en el suelo.
  • El Corredor Ribereño es un plan de siembra dirigido a estimular el proceso natural de regeneración de la vegetación aledaña al río Cagüitas que conecta con el proyecto Honor al Río.
  • El Jardín de Plantas Acuáticas y Peces Tropicales ocupa un espacio dentro de la zona histórica de la antigua casa hacienda, con un estanque destinado al cultivo de plantas acuáticas y criadero de peces tropicales.
  • La Plaza Agrícola Urbana está compuesta por seis naves destinadas a la producción de cultivos hidropónicos, y la propagación de plantas de uso práctico.

Horario

Las horas de visita del JBCC es de Jueves a Domingo de 10:00am a 4:00pm.

Para obtener más información sobre el Jardín Botánico y Cultural de Caguas llame al:
T: 787-653-8990

Website: www.jardinbotanicoycultural.org

mailto:info@visitcaguas.com